14 jun. 2014

No estamos preparados para perder

Son seis los años que nuestra sociedad lleva saboreando el triunfo, la victoria. Del trauma pasamos a la gloria. Justo cuando nuestra economía comenzaba a deshilacharse y la crisis se nos venía encima, ellos, nuestro equipo de fútbol, comenzaron a darnos alegrías y a esculpir la palabra de campeones.
Selección Española (Alemania 2006) - 20minutos.es

2008, el éxtasis total ante nuestro primer título de la era moderna.  2010, la 'repera', nuestro primer mundial. Y 2012, la guinda del pastel con otra Eurocopa. Hasta ayer hemos recorrido más de un lustro acomodándonos en el sofá del éxito. Pasamos de ser los 'pupas' a los campeones. A perder los amistosos, pero ganar las copas. Y eso es difícil de cambiar.

Nuestro país es de extremos, o te quiero o te odio, somos así. Durante todo este tiempo hemos adquirido una capa de fortaleza que nos ha hecho invencibles ante el mundo, e insensibles ante la magnitud de ello. No siempre se gana, y menos en el deporte. Esa es la mayor lección de todas. Fuera de tácticas, de mejores o peores planteamientos, jugadores o momentos del partido. No estamos preparados para perder, y eso si es un problema.


Ya nos pasó hace cuatro años contra Suiza, y los chavales tuvieron que levantar la dorada para que nos diéramos cuenta de nuestro error. Eso no quiere decir que si esta vez no ocurre lo mismo, ahora sí será un fracaso. El fracaso será no haber aprendido a ganar, después de tantos años habiendo aprendido a perder.

No hay comentarios :