26 may. 2014

El Boxeo, la nobleza de los guantes

Un mar de golpes desierto de clemencia, que no termina hasta que uno cae o suena la campanada. Así es el boxeo. Lagrimas de sangre brotan en los rostros machacados, sobre la lona pintan de rojo sacrificio y sufrimiento.

Leer artículo completo en HA10.es

No hay comentarios :