2 may. 2014

Rayo 0 - Athletic Club 3: ¡El Athletic es de Champions!

Dieciséis años después el Athletic Club de Bilbao volverá a la máxima competición europea. Lo hará tras certificar su clasificación matemática tras la victoria en Vallecas por 0-3 frente al Rayo. Un partido que comenzó un cuarto de hora tarde por el lanzamiento de papeles en la portería visitante por parte de la afición rayista.



El partido comenzó bien para el Rayo Vallecano con el dominio del balón y saliendo bien a la presión del Athletic. Tras unos minutos en los que el Athletic no parecía salir convencido de su plan comenzaron a llegar las ocasiones, sobretodo a balón parado. En una de ellas, Mikel San José remataba casi de espaldas y con la espuela un balón botado de córner por Susaeta para marcar el primero.

Estallido de alegría en la grada que a pesar de que fuera el partido en Madrid el estadio de Vallecas parecía San Mamés. Según datos oficiales había 1.300 entradas para el Athletic, pero en las gradas de la casa del Rayo se dieron cita cerca de 4.000 athleticzales que no dejaron de animar.

A la media hora de partido Oscar De Marcos aprovechaba un barullo dentro del área tras otro saque de esquina y remachaba la pelota para anotar el segundo. El Rayo quedaba tocado y casi hundido tras el segundo gol, pero en el final de la primera mitad estuvo a punto de recortar distancias por medio de Larrivey y Trashorras, pero sin fortuna de cara a puerta.

En la segunda mitad dominio del Athletic con tramos del partido sin nada de fútbol, dejaron correr los minutos ambos equipos y la mayor atención se fijaba en el público. Los canticos coreados a la par por las dos aficiones daban buena muestra de que ambos equipos habían conseguido sus objetivos esta temporada.

A falta de quince minutos un saque de falta en la frontal del área rayista era transformado por Ander Herrera para hacer el tercero y definitivo gol de la victoria. Estallido de emoción en los aficionados del Athletic que cantaban el himno de su equipo y cierta decepción en el Rayo que veía como a balón parado se les había ido el partido.


Los de Paco Jémez se quedaban con mal sabor de boca, aunque su objetivo de la salvación ya estaba cumplido desde hace dos jornadas, hoy como bien adelantó Iturraspe en la previa: "Tenían menos necesidad" que los rojiblancos, hoy vestidos de azul.

Pitido final y invasión al campo de todo el equipo al completo. Equipo técnico, suplentes, no convocados... hasta Gurpegi en muletas celebro sobre el verde de Vallecas una de las noches más bonitas que ha vivido el equipo en los últimos años. No es un título, pero es el premio a una temporada de ensueño que ha tenido el mejor final para el Athletic, ya son de Champions.


No hay comentarios :