8 feb. 2014

La verdadera historia del capitán rojiblanco: Carlos Gurpegui

En septiembre de 2002 Carlos Gurpegui da positivo en un control antidopaje por encontrarse 19-norandrosterona en los análisis de su orina. Los contraanálisis rutinarios confirman el positivo.



El Comité de Competición sanciona al jugador con dos años sin jugar al fútbol, pero no será hasta finales de julio de 2006 cuando se haga efectiva la sentencia, después de cuatro años de recursos y tres suspensiones cautelares de la sanción. Gurpegui cumple su sanción mientras continúa entrenando y trabajando en el Athletic. En el año 2005 la Agencia Mundial Antidopaje ya había excluido la 19-norandrosterona de las sustancias dopantes y a su vez advierte de que no se hicieron las pruebas complementarias de orina inestable que recomienda la AMA para estos casos.
El 27 de abril de 2008, Carlos Gurpegui termina su sanción y vuelve a jugar en partido oficial, aunque su nombre quedaría manchado para siempre. A día de hoy no se termina de esclarecer qué pasó exactamente en el “Caso Gurpegui”. Se trató de un positivo mal gestionado y debido a una sustancia que años después dejaría de estar prohibida. Justo o injusto, Gurpegui cumplió su castigo, pero los contrarios no se olvidan y ya son seis años los que se llevan escuchando gritos y comentarios de todo tipo, atacando e insultando al capitán rojiblanco.
Este fin de semana volvía a enfrentarse al Real Madrid, precisamente contra el equipo que jugó cuando volvió de su sanción, y tras el encuentro parece que la paciencia se ha terminado. Tras la polémica jugada de la expulsión de Cristiano Ronaldo los comentarios agrediendo al jugador vinieron nuevamente desde todos los flancos posibles, pero llegando a límites que no deberían sobrepasarse. A los habituales cánticos y esporádicas burlas en la red se sumaron un tsunami deinsultos sin paragón. Las redes sociales fueron las más activas, llegando a convertirse en TT (“trending topic”) el nombre del capitán #Gurpegui durante la noche del domingo en Twitter. Se pudieron leer lindezas de todo tipo.
1
Pero no solo meros aficionados atacaron. Oscar Roach (comentarista de la Cadena SER) y Carlos Barazal (colaborador en COPE), entre otros, también dejaron sus impresiones.
2
Fuera de las redes sociales, algunos de los gestos también en contra del capitán bilbaíno se pudieron ver en “El chiringuito“, antiguo “Punto pelota” emitido en Atresmedia, en el que uno de los tertulianos (Tomás Roncero) se burlaba del jugador imitando su comportamiento en la jugada polémica.
3
Todos estos hechos no son sino la gota que colma el vaso de la paciencia del Athletic Club. Un equipo que tiene que ver cómo uno de sus mayores estandartes dentro y fuera del campo es vilipendiado por multitud de aficionados rivales en las ciudades que visita. El Athletic Club de Bilbao anunció en el día de ayer la denuncia en el Comité Antiviolencia por las difamaciones vertidas sobre Carlos Gurpegui y con el fin de que se abra un expediente y se estudien todas publicaciones que ataquen al futbolista.
 "
Ander Herrera: es mi capitán, el mejor que puedo tener y voy al fin del mundo con él."
Los aficionados bilbaínos inundan los foros y también las redes sociales en defensa de “Gurpe”, denunciando todos los hechos y poniendo a disposición del propio club el material necesario que pueda servir para la denuncia. La plantilla del Athletic también está junto a su compañero. Ander Herrera era alguno de los que se manifestaba en favor del navarro afirmando: “voy al fin del mundo con él“.
Parece que Gurpegui, a pesar de haber cumplido con su condena, no termina de ganarse el perdón de la gente. Esta es su verdadera historia.

No hay comentarios :