3 feb. 2014

El día sin fútbol

Después de 31 días, lo que son 744 horas, cerca de 45.000 minutos y un porrón de segundos:
¡Hoy no hay fútbol!

Si, es noticia. Hoy no habrá balompié en España. No habrá "Uys", ni "Al palo", y ni mucho menos eso de "¡Gol!, ¡gol!, ¡gol!, ¡gol!, ¡gol!", hoy no.

Quién sabe si la machacada cuesta de Enero ha podido ser artífice de esta locura. La crisis económica con consumo se arregla, habiendo fútbol los bares se llenan, y llenándose los bares consumiendo no se cierran, el truco perfecto. También han podido verlo en casa... unas bebidas espirituosas y comida a domicilio también ayudan a los brotes verdes (no me refiero al césped).

Hoy pondrán la radio y escucharán a los mismos locos del deporte, pero solo al final de los boletines o en su estricto tiempo de deporte. Nada de carruseles ni programas por el estilo. Todo será tranquilidad. Los diarios abrirán con algo sugerente que venda pero no tendrá que ver con ningún partido que se juegue hoy. Pueden salir a la calle tranquilos con sus parejas o amigos, diviertansen, den un paseo y abstraiganse cómo si no hubiera ningún partido de fútbol, por qué no lo hay, ¡no se preocupen!

Se hace "parón" tras nada menos que cinco jornadas de liga y dos rondas de Copa del Rey (octavos y cuartos) consecutivas, lo que suman un total de 74 partidos, y por ende 6.660 minutos de pelota (el número del diablo si borramos el 0 del final). Un mes en el que no ha habido tregua cómo pueden apreciar en el sencillo calendario que se adjunta a este literario texto. En total se han llegado a marcar 194 goles entre todos los partidos juntos, algo más de 6 al día de media, lo que no está nada mal.

Podríamos hacer un gran análisis de todas las cosas que han ocurrido durante este mes, pero ha sido tan intenso para todos los amantes de este deporte, que si están leyendo esto es porque les gusta, así que les ahorraré la síntesis.

Seguro que no conformes con ver a las estrellas y estrellados por televisión, algunos rizaron el rizo jugando a la videoconsola e incluso yendo a jugar con su cuadrilla el típico partido de barrio. Bien hecho, nunca es suficiente.

No es una crítica, ni es un halago, simple objetividad: cuanto fútbol, y en cuanto tiempo prolongado.

Y por si aun no se han enterado después de leer esta entrada: Hoy no hay fútbol, ¡qué lo disfruten!

2 comentarios :

pac don alvaro dijo...

Y si no hay que hacemos??

Charito dijo...

Anda!! y ahora qué?