27 feb. 2014

EL ARCO DE SAN MAMÉS: EL MAREO DE UN SÍMBOLO ROTO

Iba a ser un puente, una pasarela, un adorno y hasta una entrada para Lezama, pero está troceado en doce partes y desterrado al norte de Bilbao. El pasado 3 de julio descendió sobre el suelo del antiguo San Mamés su emblemático arco, una estructura que ha recogido la esencia del Athletic desde que fue instalada en los años cincuenta y que hasta entonces emanaba toda la historia del club casi de igual manera como lo pudieran hacer los colores rojiblancos o el propio escudo.  El traslado al nuevo campo era una mudanza reflejo del imparable progreso actual que, sin embargo, encuentra siempre en el Athletic Club un contrapunto de tradición y valores que se superan cada día un poco más.

¿Qué ocurriría con el arco?“. Era y es una de las dudas que más asaltan las cabezas bilbaínas cuando entre toda la maraña diaria se dan cuenta de que a la vera de la ría ya no se erige tan fastuosa obra arquitectónica.
 
“Iñaki Azkuna: Si el Athletic nos deja, uno de los puentes de Zorrozaurre podría ser el arco de San Mamés”
 
Arco San Mamés Puente
Foto vía miathletic.com
El alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, sugirió que la estructura se convirtiese en una pasarela de acceso a San Mamés desde Sarriko. Se llegaron a realizar numerosas recogidas de firmas para evitar la destrucción de la estructura, aunque a pesar de ello ha sido troceado en doce partes y guardado a buen recaudo en las instalaciones de Lointek, en Urduliz. Allí se está restaurando y su posterior colocación, según fuentes del club, aunque a día de hoy no hay nada confirmado salvo que estas labores terminarán a finales de abril.
Las propuestas populares para su utilización han llegado a ser de lo más originales, como la de su colocación en el nuevo campo una vez finalizado. También se llegó a meditar la posibilidad de colocarlo en algún punto característico de la geografía vizcaína a lo cartel de Hollywood, pero tampoco terminaba de cuadrar la idea. Donde sí apareció fue en el cartel de la Feria Taurina de Bilbao, lo que llegó a crear incluso polémica entre el público de la ciudad.
Foto vía: elathleticclub.com
Foto vía elathleticclub.com
Mientras se decidía el futuro del emblemático arco otras partes del estadio, como los asientos, fueron a parar a varios campos de fútbol vizcaínos como el de Ibarreta, donde juega el Retuerto, aunque su transporte no fue el más digno posible. Algunos aficionados incluso se fueron llevando los asientosen los últimos partidos de la temporada, y ahora incluso varios se cotizan en subastas por ebay.
Foto vía: deia.com
Foto vía deia.com
Finalmente se anunció que el arco iría a parar a Lezama, los campos de entrenamiento del Athletic y uno de sus mayores símbolos actuales, aunque no se terminaba de aclarar el lugar exacto. Una atalaya en el lateral del Campo 7 parecía el lugar más propicio para que descansara el arco, pero un nuevo inconveniente retrasaría la instalación del monumento: el Plan Director de Lezama. Un proyecto de 20 millones de euros destinado a remodelar y ampliar las instalaciones de Lezama para culminar la modernización del club junto al nuevo campo. En este proyecto aún no se contempla dónde iría ubicado el arco y a día de hoy no se termina de saber qué va a pasar.
 
Josu Urrutia: ”Se tiene la intención de colocarlo en el verano aprovechando el cese de la actividad del equipo, aunque no está confirmada la fecha exacta”.
 
Foto vía: miathletic.com
Foto vía miathletic.com
Según las últimas informaciones del Diario Deia, el arco podría formar parte de una estructura que presida la entrada de Lezama como máximo símbolo en uno de los lugares más icónicos para el club. Aun así, hay fuentes que apuntan a que podría ser recortado o acortado para su mejor instalación, quedando así mutilado un símbolo de 270 toneladas, 115 metros de largo y 16 de alto. Finales de mayo o principios de junio podrían ser las fechas de su colocación definitiva debido a que la actividad en Lezama se reduce por el descanso de las categorías inferiores.
Pasan casi nueve meses desde que el arco ya no preside el “pequeño Wembley“, como llamó la selección inglesa a San Mamés en el mundial de 1982. A falta de un fondo para completar el nuevo campo el club no puede olvidarse de un símbolo que significa tanto para todos los que aman el Athletic Club.
Nuevo San Mamés con arco
Foto vía: @ander_gd

No hay comentarios :