5 mar. 2012

Dos semanas, para que se apaguen los semáforos!

A dos semanas de que se inicie el campeonato de Fórmula 1 en Australia, parece que podemos tener más o menos una idea de lo que veremos en los primeros grandes premios.

Tras marcar en el día de ayer Kimi Raikkonen el mejor tiempo de las dos semanas de tests (con neumáticos blandos y sin combustible, ojo), las miradas parecen que se deben centrar en Red-Bull y Mclaren.

Los actuales campeones sorprendieron con su morro con escalón + conducto. No se sabe muy bien qué es ni cómo funciona, pero ello junto a sus escapes sopladores (legales) parecen que les van a bastar para encabezar el pelotón por tercer año consecutivo (parecen que el resto de equipos, tendrá que seguir viendo es parte del monoplaza que vemos en la imagen del Red-Bull).

Y si vamos con los ingleses... de llorar por las esquinas por lo "malo" que era su monoplaza, a posicionarse como el segundo equipo "a priori" de la parrilla.

Eso si, de lloros no queda lejos la casa Ferrari. El que podríamos llamar perfectamente equipo más grande de la Formula 1, o al menos más mítico por su historia, y su trayectoria siempre ligada a la competición desde los inicios de esta.

Si no es Fernando Alonso al termino de un partido de su equipo rival (Barça-Sporting), es el director técnico, Pat Fry, el que dan la nota negativa o "realista" y tiran por tierra las primeras ilusiones de los aficionados ferraristas, tifosis y españoles.


El nuevo F150, paso de la fealdad, a los halagos de haber apostado por un nuevo diseño innovador y arriesgado, de ahí al rechazo por no parecer lo suficientemente bueno como para vencer a Red-Bull. Con un simulacro de carrera sin percances se echaron las campanas por alto, y a prensa española intenta mantener esa chispa en los corazones de los aficionados, para que este circo no siga en debacle en las casas de un público defraudado en las últimas temporadas.

Con estas pocas y para nada útiles conclusiones, entramos en la primera de las dos semanas que quedan para el Gran Premio de Australia en Melbourne, con nuestra tradicional madrugada aquí en España (Que Berni Eclestone no ha sido capaz aun de arrebatárnosla con sus Gp´s "ecológicos" por la noche), y en el que esperamos, que si ni Fernando Alonso ni Pedro De la Rosa tienen un buen coche, al menos se lo pasen bien, y nos hagan divertimos, ellos, y el resto de equipos y pilotos del paddock. Que este igualado, que este bonito, vuelve ya, ya está aquí, "la fórmula 1, en estado puro" (Como decía el gran Gonzalo Serrano).

Pedro Almendro

No hay comentarios :