9 ene. 2010

Esto no es Fútbol

        Lamentable noticia que nos llega desde Angola, una de las sedes de la Copa África que se está disputando durante este mes de enero. El pasado viernes el autobús de la selección de Togo fue tiroteado cuando acababa de pasar la frontera. El autobús que estaba escoltado por otros dos de policía, fue ametrallado junto a estos dos durante más de quince minutos. Los jugadores aterrorizados llamaron incluso a sus familias despidiéndose al ver que corrian un gran peligro de muerte. Finalmente el saldo de este inexplicable incidente es de tres muertos, el conductor, el segundo entrenador, el jefe de prensa y uno de los porteros esta en estado grave, y otros siete heridos. Los atacantes se trataban de una facción independentista y terrorista contraria al gobierno angoleño que además ya han reivindicado el atentado. Para colmo, la organización incluso intento tapar el incidente como un pinchazo del autobús, una actitud desde luego despreciable.
        Y como era de esperar las consecuencias no se han hecho esperar, los clubes ingleses han pedido la vuelta de todos sus jugadores inmersos en la competición. La selección de Togo pretendía quedarse, aunque todos sus jugadores han pedido irse, y también querían convencer a las selecciones de Costa de Marfil y Ghana a abandonar también el torneo, aunque las presiones de los organizadores parecen que obligaran a las federaciones a quedar a las selecciones en la competición.
        Desde luego esto no es para nada fútbol, y no se debe mezclar política y el deporte, pero ni muchísimo menos con acciones de este tipo. No sabemos cuál es la mejor solución, pero ni se puede obligar a los jugadores a jugar si corren peligro, ni tampoco se puede dejar que incidentes de este tipo puedan con las ganas de deporte y no de guerra.
        A pesar de la confusión de las últimas horas, parece que los jugadores de Togo han decidido finalmente jugar el torneo de la Copa África. Mientras, su compañero Obilale, uno de los porteros que fue herido en el tiroteo, se encuentra consciente y estable en un hospital de Angola.

No hay comentarios :